. . .

BE! AGGRESSIVE! BE-E AGGRESSIVE! B-E-A-G-G-R-E-S-S-I-V-E!

> Crónicas > BE! AGGRESSIVE! BE-E AGGRESSIVE! B-E-A-G-G-R-E-S-S-I-V-E!

Desde el momento que supe la noticia me empecé a sentir como un quinceañero ante la posibilidad de perder la virginidad. Porque la verdad es que si tenía 15 años…de escuchar Faith No More y nunca haberlos visto en vivo. Por ende, era todo un virgen ante el show de Mike Patton y compañía. No importaba; ellos te hacen sentir cómodo y amado.

La noche anterior me desperté unas tres veces de la ansiedad. No podía parar de pensar en cuanto quería que ellos pensaran que en Costa Rica somos un público digno y que recordaran por siempre a los ticos locos que hicieron un desmadre de concierto.  Sí, lo único que deseaba, era ser digno.

DSC_4039

Siempre me he enorgullecido de nosotros los costarricenses como público que sabe apreciar y vivir la buena música con pasión y fervor cuando vienen nuestros ídolos a tocar en nuestra tierra. Iron Maiden lo reconoció. Metallica lo reconoció. Los Flaming Lips nos amaron. No asistí pero me dijeron que Lady Gaga quedó muy contenta también. Quería que Faith No More también nos amara pero tenía miedo porque sabía que la asistencia sería baja; por más grandeza la de Faith No More, sigue siendo una banda de culto y su popularidad en Costa Rica no es particularmente notoria. Como fans, era nuestra responsabilidad hacer que los pocos presentes se sintieran como muchos.

Después de una confusa entrada al Parque Viva donde, por alguna razón, nuestra buseta llegó hasta el acceso de staff del lugar, encontré la entrada principal y la fila era algo escasa. Ya nada importaba. Faith No More tocaría. The Movement in Codes abría y, aunque no son mi «taza de té», son una banda de trayectoria, consistente y establecida en el país. No hay muchas bandas en el país que puedan telonear un chivo de Faith No More; hicieron su trabajo. Al terminar el acto fui en busca de comida y terminé pagando 6500 por una hamburguesa y una cerveza. La hamburguesa sabía a barro. Toda la comida estaba carísima. La coca-cola rondaba los 2000 colones según escucho. Cuando vayan a un chivo en Parque Viva, recuerden haber comido antes y buscar alguna forma de infiltrar su consumo alcohólico en botellas de bloqueador solar o algo.

DSC_3971

[button size=large style=round color=gray align=none url=http://portafolio.labasecr.net/?p=2618]Set completo TMIC [/button]

Por fin me enfrentaba a la pregunta de la noche: ¿qué tocaría Faith No More? Su repertorio es amplio, diverso y tienen tantas canciones icónicas para sus fans que realmente cualquier cosa podía sonar. Cambian su setlist con frecuencia y son conocidos por a veces simplemente tocar lo que les da la gana. ¿Qué regalitos de fecha patria nos traían? Empezaron primero por llenar la tarima de flores en arreglos tropicales elegantes con aves del paraíso y heliconias, como quienes se alistaban el lugar para un recital más que un concierto. Los roadies vestían todos de blanco, al igual Mike, Roddy, Billy Jon y Mike de nuevo, quienes además salieron con pañuelos rojos y azules amarrados en el cuello, tal y como vistieron a muchos en su niñez durante los desfiles del 15 de setiembre.  Con una presencia señorial tomaron sus instrumentos y el marchante crescendo de Motherfucker abre el concierto jamás esperado de Faith No More en Costa Rica. Los pocos que habíamos de pronto nos sentimos como un montón. La pieza es nueva pero la coreamos bastantes. La verdad es que el Sol Invictus es un excelente álbum y una sólida adición a la discografía de la banda. Habrían varias canciones de este disco ejecutadas durante el chivo, pero primero unos cuantos clásicos, empezando con «BE! AGGRESSIVE! BE-E AGGRESSIVE! B-E-A-G-G-R-E-S-S-I-V-E!» la cual arranca el primer moshpit de la noche, el cual estaba sin duda bien agresivo. De su parte, Faith No More, canosos y con la edad visible, tienen la energía de una banda de veinteañeros. Todos se mueven y brincan y bailan y urgen al público al mantener su ritmo. Mike Patton tiene la voz intacta, incluso mejor y más sazonada que nunca; esto no es ningún misterio dado que Patton es un vocalista dedicado al cultivo y exploración de su instrumento.

Trivia: ¿sabían que por un par de años durante los 80’s, la vocalista de Faith No More fue Courtney Love?

DSC_3908

Debo resaltar que el Parque Viva, por más caras sus estúpidas hamburguesas de barro, tiene un sonido y una acústica impresionante. Esto fue esencial para el disfrute de este chivo. Seguirían el repertorio con dos piezones del Angel Dust: Caffeine, Everything’s Ruined, luego Evidence, para bajarle con una de esas piezas con más soul. Mike Patton nos hablaba en un español bastante claro (él es un carajo políglota) y Roddy nos tiraba un «pura vida» a cada rato. Epic arrancó al retumbo del público entero, siendo posiblemente la primera pieza de Faith No More que la mayoría habíamos escuchado. Vendrían nuevas como Cone of Shame y Matador y algunas no tan nuevas incluyendo la que yo más quería escuchar, Midlife Crisis y The Gentle Art of Making Enemies. Mike y compañía sonreían con agrado ante la respuesta del público, dando cada vez más y más energía sobre el escenario, poniendo a sus fans a moverse con euforia. El famoso cover de The Commodores, Easy tenía que aparecer, por supuesto y en la recta final cerraron con Separation Anxiety, Matador, Ashes to Ashes  y Superhero.

No hay chivo sin encore pero Faith No More, para Costa Rica, nos tendría dos postdatas en su carta de amor. Sinceramente, no esperaba ninguna de las piezas que vendría (con la excepción del clásico We Care A Lot con la que cierran muchos de sus conciertos) lo cual me hizo sentir como parte de una noche y un público especial. Yo sé que la pasaron bien acá y hicieron amigos y hasta en la Soda Tapia estuvieron,  por lo que ese segundo encore fue un regalo para los ticos. This Guy’s In Love With You, una rareza de cover del legendario Burt Bacharach y Chinese Arithmetic una pieza del segundo álbum, la cual nunca había escuchado cantada por Mike Patton antes.

DSC_4050

Con eso Faith No More dejaba la tarima, ante el clamor de los fieles; un chivo que muy posiblemente no se vuelva a repetir en nuestro país. La asistencia publicada decía que fuimos alrededor de 6000, pero con toda sinceridad ese número parece un poco inflado. Sea como sea,  para los que estuvimos, ésta fue una noche que quedará grabada por siempre. Cuando yo empecé a escuchar Faith No More, ellos ya habían dejado de tocar como grupo. Mike Patton ya tenía varios proyectos experimentales armados como Fantômas, Tomahawk y Mr. Bungle, pero sus canciones más memorables ya no sonaban sobre las tarimas. En el 2009 se empezaron rumores de reformación que jugaron con nuestros sentimientos hasta revelar que se juntaban por un par de giras. No pude asistir a ninguna de ellas. El año pasado cuando revelaron que estaba creando nuevo material, casi me da un yeyo. Aquí me encontraba, en el 2015, sin tener que irme de mi país, al frente de una de las bandas que por mucho tiempo pensaba que jamás iba a ver. No faltaron lágrimas entre compas y no me hizo falta ninguna sustancia para sentirme enaltecido y como en un sueño de opio durante el concierto.

[button size=large style=round color=green align=none url=http://portafolio.labasecr.net/?p=2648]Set Faith No More [/button]

Hasta el próximo y…ah sí…MIKE PATTON ES DIOS.

allen

4 comentarios en “BE! AGGRESSIVE! BE-E AGGRESSIVE! B-E-A-G-G-R-E-S-S-I-V-E!”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: