A todo galillo… El Grito Latino cerró su segundo día de manera extraordinaria

A todo galillo… El Grito Latino cerró su segundo día de manera extraordinaria

abril 1, 2019 0 Por LaBaseCR.net

El día 2 del Grito Latino no dio tregua, un Line Up impecable de distintos géneros musicales llenaron de sonido por segundo día consecutivo el Parque Viva.

Tal como se podría pronosticar, el según día del Grito tendría 2 características importantes, mayor cantidad de público y tiempos más ajustados entre banda y banda, eso nos ponía a correr a todos un poco. Pero quedó de maravilla.

Entre más nos acercábamos al Parque Viva, podíamos ser testigos de la gran cantidad de grupos de compas que se reunían a la orilla de la calle para hidratarse un poco y charlar entre ellos de lo que fue el día anterior del concierto. Esta previa dejó picado a más de uno y/o una, pero preparados para lo que se venía.

Fotografía por: Mauricio Bolaños

Muchos fuimos víctima de esa previa, pero al ser las 4:00pm estábamos listos para ir a ver a TRIDDI, era el momento del artista nacional y al igual que nosotros, muchas otras personas estaban justo al frente de la Tarima 1 para apoyarle y bailar su música. Este mae y su banda son geniales; sorprendieron a tal punto que muchas personas se estaban preguntando “¿De dóndees esta banda?” … Pues con mucho orgullo podemos decir que es de Costa Rica.

TRIDDI está haciendo lo que muchos no se atreven en este país, juega con la música, la disfruta e innova en el ritmo; la mejor forma de describir su música es invitarles a que vayan y la escuchen; Prepárense para disfrutar…   

El punto positivo de la Tarima 1 y 2 y de su colocación una frente a la otra, es que podíamos escuchar de fondo a TRIDDI, mientras nos preparábamos para escuchar a El Gran Silencio.


Fotografía por: Mauricio Bolaños

A lo largo se escuchó a TRIDDI invitar a todos a bailar su última canción, y le recordó a los asistentes que con esa pieza se mostrarían “Movimientos Pélvicos no Aptos para todo Público” y así fue, TRIDDI se fue y dejó picados a todos por seguir bailando.  

Para seguir bailando estaba El Gran Silencio, estos mexicanos con su gran historial musical serían los encargados de mantener al público encendido y con ganas de más fiesta. 

Con su fusión de Rock, Reggae, Dancehall, Hip Hop, Cumbia, Vallenato y sobre todo Música Norteña, los hermanos Cano Hernandez y Tony Hernandez en conjunto con su banda nos mostraron El Gran Silencio que muchos queríamos escuchar desde hace años en nuestro país.

“Las 12 horas de escala en el aeropuerto de Panamá previo llegar a Costa Rica tienen que valer la pena” este fue el mensaje y la invitación de Cano Hernández a los asistentes para que se pusieran a bailar, y así fue, valió la pena cada canción.

Fotografía por: Bryan «Mosh» Durán

El Gran Silencio demostró que son una banda completa, que por ellos pasa un sin número de géneros musicales y cada uno es interpretado con absoluto profesionalismo.

Un abrazo hasta el cielo enviaron los muchachos de ElGran Silencioa “Blanquito Man” fallecido en el 2017 a causa del cáncer, quien fue vocalista de la legendaria banda King Changó; posterior a esto iniciaron una de las canciones más coreadas por el público, Chúntaros Style, una de las piezas más representativas de la banda.

Fotografía por: Bryan «Mosh» Durán

En este momento iniciaba otro de los dilemas musicales del festival, por un lado estaba la banda No te va Gustarde Uruguay,y por otro laagrupación mexicana Descartes A Kant, esta segunda con un género musical denominado por ellas mismas como «sonido bipolar-esquizoide”  caracterizado por líneas melódicas sutiles pero con niveles altos de distorsión ruidosos y estridentes; esta banda conformada mayoritariamente por mujeres además de ser musicalmente muy buenas, tienen un espectáculo visual bastante llamativo y pocas veces visto aquí en nuestro país.

En el momento de llegar a la Tarima Alternativa, se podía observar a una de sus vocalistas rodando tranquilamente por la colina frente al escenario mientras cantaba; lamentablemente habíapocas personas disfrutando de esta banda, pero sabemos quees complicado en un festival decidir a cual artista ir a ver.Un consejo, escuchen Descartes A Kant y se darán cuenta de lo que se perdieron.

No te va Gustarestaba full, y los muchachos de la banda agradecieron a los asistentes por el respeto, el apoyo y los aplausos que recibieron durante su presentación.


Fotografía por: Mauricio Bolaños

Le llegó el turno a MOLOTOV, y todo el Parque Viva estaba a la expectativa de escuchar a esta banda de mexicanos que hace unos cuantos años no nos visitan. Un sonido bastante característico como el de ellos pone a todos a bailar y disfrutar, sus letras con un tono pesado al igual que sus bromas dentro del escenario, son parte de lo que siempre nos regalan. Cualquiera pensaría que están a punto de pelea, pero no se crean, así es como este cuarteto disfrutan su propia música.

Con unos visuales nítidos en la pantalla del escenario MOLOTOVnos regala un chivazo, tocando de todo, desde lo más viejo que nos hizo recordar los tiempos de adolescencia, hasta su material más nuevo, que nos confirma que son una banda que seguirá por un buen rato.

Residentesin lugar dudas uno de los platos fuertes del festival convocó frente a su escenario a la mayor cantidad de asistentes, se podría decir que ese fue el momento cumbre. No era para menos, este puerto riqueño y su banda conformada por músicos de varias nacionalidades puso a bailar y a pensar a los que se dejaron llevar por sus interpretaciones.

Residente deja claro que no hace música por dinero, lo hace porque cree en un mundo mejor, en un mundo sin tantas ataduras mentales e ideológicas y en el cual todas y todos podamos ser parte. Nos recuerda que todos tenemos sangre negra, que todas las personas vienen de África y con esto el respeto que le debemos a este continente.

Fotografía por: Bryan «Mosh» Durán

“Como quieren que en el mundo exista amor, si ustedes no se quieren abrazar” fue uno de los mensajes que Residente dio mientras les pedía a todas las personas que se abrazaran en el Parque Viva, muchos accedieron a esta propuesta.

Residente no es de esas bandas que solo suben al escenario a tocar y cantar, él saca el rato para hablar con el público, explicar sus letras y mostrar que también se puede hacer música con sentido y la cual no siempre suena en la radio. Nos revela que este concierto será el último que dará este año, ya que pronto se concentrará a preparar nuevo material. Rene se toma esto muy enserio y por eso cada vez que quiere hacer un nuevo disco desaparece del mapa, se concentra para construir música.

Fotografóa por: Mauricio Bolaños

En esa misma tarima y posterior a Residente se presentaría Café Tacvba, la banda estaba por terminar y al fondo del escenario, detrás de la mesa de sonido se podía observar (para los más detallistas) a los integrantes de Café Tacvba, ellos al igual que todos nosotros están disfrutando el concierto y bailaban cada una de las piezas.

Inician los acordes de No Hay Nadie como Tú y tras unas cuantas estrofas interpretadas por Residente, entra al escenario corriendo Ruben Albarrán, quien se encarga de los coros y de poner un poco más de baile sobre el escenario.

“Después de nosotros, esto se va a poner cabrón, vienen los rudos de verdad” dice Residente haciendo alusión a los Tacvbos que aún continuaban a un costado del escenario. 

Y así se iba dando paso al cierre de la noche y del festival, mientras se esperaba a Café Tacvba en la Tarima 1, se podía disfrutar de la banda nacional Kadeho que estaba tocando en la tarima justo al frente. Los nacionales con un discurso muy fuerte sobre los pueblos originarios nos dejaron claro que vienen con todo nuevamente.

Fotografía por: Bryan «Mosh» Durán

Futuro, fue la canción que dio inicio a la presentación de Café Tacvba y la cual se desprende de uno de sus últimos materiales JeiBeibi. Esta banda mexicana con experiencia de años sobre el escenario nos muestra el profesionalismo de cada uno de sus músicos, pero también el lado humano de Albarrán, vocalista y uno de las cabezas de esta agrupación.

De la presentación de Café Tacvba no hay mucho que decir, fue nítida, precisa y acorde a lo que se espera para el cierre de un festival, mucha calidad.

Escuchar a Café Tacvba en vivo es mucho mejor que escuchar sus discos.

No se podía esperar un mejor cierre de este segundo Grito Latino; si por las vísperas se saca el día, el próximo año tendremos otro gran festival, mucha música y diversión.

¡Que siga la música!

Por: Luis Acuña
Fotografía: Bryan «Mosh» Durán / Mauricio Bolaños