Buscando Norte || Puerto Viejo, Cocles y Hone Creek

Buscando Norte || Puerto Viejo, Cocles y Hone Creek

junio 11, 2018 0 Por LaBaseCR.net

LaBase y Limón…Limón y LaBase

¡Aaaaychiquilles, qué lindo Puerto Viejo!

Nos fuimos un viernes hasta la zona atlántica de nuestro país, este sector de Costa Rica tiene una riqueza cultural como ninguna otra. Viajemos en el tiempo hasta 1502, cuando el famosísimo y poco querido por LaBase, Cristobal Colón, llegó justo a Isla Uvita a dejarnos su mala vibra.

Durante toda esa época precolombina en donde ni ustedes ni yo existíamos, había mucha violencia contra nuestros pueblos indígenas bribrís y cabécares y la esclavitud de nativos africanos, estos eran violentados y obligados a trabajar en las plantaciones de cacao y banano. Dado al éxito económico de la región caribeña en 1839, Braulio Carrillo dio la orden de iniciar un tramo que facilitara la comunicación entre Paraíso de Cartago hasta Moín. En 1841 este camino fue suspendido.

El Ferrocarril al Atlántico fue una de las inversiones más ambiciosas en aquel entonces (1871), crear un trayecto que favoreciera la exportación de café para poder ¡juaz! mandarlo a Europa. En esta misma época muchos inmigrantes atracaron en Limón desde otros puntos del Caribe: Jamaica, Curazao, Trinidad y Tobago, San Vicente, Santa Lucía, entre otros. ¡Boom! Una mezcla étnica y caos social.

Tras todo eso, el país vivía una crisis económica, lo que provocó que muchas personas trabajaran sin paga, esclavitud por decirlo de otra forma. United Fuit Company y su monopolio de banano. Y de repente…una de las huelgas más importantes registrada hasta el momento.

Pasa el tiempo y después de la Guerra Civil del 48’, los limonenses fueron reconocidos como ciudadanos costarricenses, se les dio cédula y permiso de poder transitar por todo el país. ¡Ah pues gracias, que considerados! (léase con sarcasmo). Entramos en 1972, los muelles caen en manos de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económica  de la Vertiente Atlántica; ente bananos, importación de petróleo, cacao y permisos para caminar por el país, Limón ha sido una provincia golpeada por la violencia; actualmente a pesar del narcotráfico, tensión social y falta de presencia del gobierno, la zona sigue siento un punto fuerte e importante para el turismo nacional por su riqueza de flora, fauna, música y gastronomía.

Bueno esta fue una muy breve lección de Estudios Sociales.

LaBase va a Puerto Viejo

Día#1 Piscina, piña colada y gastronomía

Nos escapamos de la rutina para ir a explorar la zona caribe. Saliendo desde el centro de San José nos dirigimos hacia Puerto Viejo; una parada estratégica por un buen pinto con café y podíamos seguir nuestro camino bajo una hilera de palmeras en algunos sectores y muchos contenedores. Después de 5 horas de viaje, atravesando el Zurquí y luego la ruta 36 Limón-Sixaola en Cocles nos esperaba don Diego, administrador de hotel La Isla Inn.

 

 

  • Más fotos en nuestro Portafolio AQUÍ

Este hotel tiene una vibra acogedora, construido de madera y justo frente al mar, literalmente solo había que cruzar la calle para tocar la arena. Nuestro anfitrión nos dio un recorrido por las instalaciones: 3 pisos en total, el tercero es una habitación compartida totalmente equipada, nos cuenta don Diego que es un dormitorio que suele ser rentado para grupos que van a hospedarse por varios días o que viajan a Puerto Viejo en modo fiesta de despedida de soltero o soltera. Los cuartos son bastante cómodos: una cama matrimonial y camarotes, aire acondicionado, abanico, baño con agua caliente para quien le da miedo el agua fría y televisión; pero por favor no vayan a ver tele a la playa, hay arena y el sol y el mar azul.

Antes de sentarnos hablar detenidamente con don Diego, nos pedimos una buena piña colada en e bar del hotel para darle inicio a nuestro hospedaje en La Isla Inn, dulce y fuerte, esa es la combinación perfecta. Nos contaba como hace unos años atrás el hotel estuvo a punto de cerrar, estaba deteriorado y llegaban pocos clientes, una cosa llevó a la otra y él aceptó la administración, el cambio fue radical y a la fecha es uno de los hoteles con mayor comodidad de la zona y les repito, está justo frente al mar.

Para todo aquel amante del surf, Puerto Viejo es un excelente lugar, hay alquiler de tablas a la par de La Isla Inn  ofrecen clases por si se atreven aprender a surfear. El atardecer nos acogió en la playa de arena blanca de Cocles, topamos con un clima nublado y a punto de llover, lo cual es bastante normal por la época, así que por decisión unánime disfrutamos en la terraza de la piscina del hotel, él cual cuenta con dos, una para adultos y otra para niños.Teníamos que prepararnos para la noche, nos esperaba la “fuerte y difícil” labor, degustar el menú de un restaurante.

Hotel Isla Inn  || Tel:  2750-0109 / 2537-9338 || Facebook

Koki Beach Restaurant Bar Lounge, dejémoslo es Koki, les juro por Warter Ferguson que se van a volver locos con el menú de este restaurante, y será un delicioso recuerdo en sus pequeños corazones comelones. No podría decir con exactitud cuál fue mi platillo favorito, pero como es costumbre voy hacerles un enlistado de las cosas, bueno en este caso de los platillos.

Degustación en Koki:

  • De entrada: chips con pico de gallo y un guacamole fresco y al punto perfecto. ¿A quién se le puede fallar con buen guacamole?
  • Ceviche estilo peruano de corvina: este ceviche le abrió el estómago a todo el equipo. Una corvina finamente cortada, acompañada de tiras de cebolla, maíz dulce, chile dulce bien picado, un tomate cherry y pepino como decoración. Este ceviche tenía el sabor y amargor al punto justo para ser acompañado de una buena cerveza.
  • HamburguesaKoki: 300gr de carne angus, patatas fritas y ensalada.Esta hamburguesa fue sencillamente perfecta, la carne estaba cocinada a un término que para los que les gusta los ¾ estaban contentos y a los que preferimos bien cocido estábamos satisfechos. La torta de carne en medio de un pan blanco y esponjoso estilo broche,pero salado. Personalmente amo el romero, entonces: un pan suave, con una buena carne y romero, imaginen la felicidad infinita en el corazón. El platillo venía acompañado de una ensalada sencilla y patatas.
  • Aros de Calamar: perfectamente crujientes, el empanizado tenía un leve sabor a limón que le daba un toque especial al combinarlo con la salsa tártara de la casa. El platillo indicado para “picar”.
  • Crema de corvina: un tazón de crema para una cena ligera. La mezcla caribeña con un sabor liviano, venía acompañada de una taza de arroz fresco.
  • Filet de corvina Playa Grande: filet de corvina en salsa de coco, curry dulce y piña. Si andan buscando un platillo fresco y con el toque caribeño, señores y señoras, la corvina Playa Grande los hará querer chupar el plato. Acompañamientos: vegetales salteados, puré de papa y yuquitas fritas.
  • Entraña: carne de res bien sazonada y jugosa sobre una cama de plátanos fritos, acompañados de ensalada y puré de papa. Este fue nuestro plato fuerte, tengo que rescatar que el puré de papa de Koki, ha sido uno de los mejores que he probado en restaurantes.
  • Brownie: un delicioso brownie horneado en casa y receta totalmente original, adicional, helado de vainilla. Naranjas deshidratadas, una hojita de menta y fresas para la decoración.
  • Canasta de caramelo y banano: la cajita viciosa la llamaría yo. ¿Cómo describirles este postre? Recuerdan la escena de Ratatouille, cuando Remy (Chefcito) come un trozo de queso junto a una uva, la escena se torna con un fondo negro y hay fuegos artificiales. Bueno este postre es exactamente eso. Una canasta de caramelo rellena de muse de banano, crema chantillí, más una decoración glamurosa, rodajas de naranja deshidratada, fresas, hojas de menta y tazzz una uchuva.

 

¿Se dan cuenta que todos los platillos eran deliciosos? En serio, Koki Beach Restaurant Bar Lounge, es un restaurante 100% recomendado si andan de paseo en Puerto Viejo. En Koki se van a sentir incluso mejor que en casa, la atención es buena y rápida, precios accesibles, decoración moderna, playera y acogedora, comida fresca y para todos los gustos, una fusión del caribe con cocina alternativa. El espacio que creo Jorge Molina -propietario- , el chef Andy Moya y su equipo es uno de los puntos de referencia gastronómico de la zona.

Durante nuestra estancia en Koki, pudimos admirar la exposición de fotografía “Somos Caribe Sur”, bajo la dirección de Lucas Iturriza. Un total de 26 retratos de personas que residen en Limón, tanto indígenas, lugareños y extranjeros.

  • Más fotos en nuestro Portafolio AQUÍ

Día#2 Panamá, Militares y Vida Nocturna

Antes de tomar la ruta por La Seiba, colindante al Parque Nacional Gandoca-Manzanillo, disfrutamos del desayuno en La Isla Inn, un buen pinto en el estomago, para luego tomar la ruta de calle de lastre y piedra.

Así nos fuimos directo a conocer Sixaola, personalmente creo que no había mucho que descubrir y era más nuestro capricho de tomarnos un selfie en la frontera con Panamá donde se construye el puente binacional, y ver la final de La Champions en territorio panameño.

Lo digo públicamente, ver jugar al Real Madrid no es algo que me importara, pero en este caso ganó la mayoría así que pedimos patacones con chicharrones, (un tanto diferentes a los nuestros); pensé en llamar a la Fuerza Fronteriza de Panamá para que se llevara a los “come pinto” como nos decían los panas, pero me pareció una broma muy pesada entonces mejor pedí una cerveza Balboa.

Lo productivo de esas dos horas fue aprender que el país vecino consta de 4 fuerzas importantes: SPI (La Guardia Presidencial), Ejército, Fuerza Naval y Fuerza Fronteriza, lo curioso es que no se llevan entre las cuatro y han tenido enfrentamientos entre ellas. Yo de pleitos armados paso.

Durante la noche fuimos a conocer la vida nocturna de Puerto Viejo, somos los peores “chepeños”, la expectativa era que explotara la fiesta, pero no sabíamos que “explotaba” mucho más tarde de lo que esperábamos. Si van con ganas de un bar rockero, se quedarán con las ganas, los ambientes son variados, pero todos dentro de la charanga.

Día#3 Cerveza artesanal y el perdido regreso a casa 

Temprano para aprovechar nuestro último día en Limón, nos dirigimos al Parque Nacional Gandoca – Manzanillo. Una zona de Costa Rica que guarda playas hermosas de arena blanca, senderos para caminar y un mirador realmente hermoso de la costa, ahí es donde una piensa “Mae que chiva es Costa Rica”.

Gandoca, es imposible estar ahí y no recordar a La Loca de Gandoca, de la autora costarricense Ana Cristina Rossi,1992. Un libro que resalta la lucha por la conservación biológica de la zona, parques nacionales y áreas protegidas. Este libro nos deja el deseo de resguardar nuestras tierras como toda una entidad de vida. ¿Se lo ha leído? ¿Sí? ¿No?

Nos marchamos de Puerto Viejo directo a conocer la fábrica de Cerveza Artesanal Tierra y Libertad, ubicada en Hone Creek,Talamanca. Con los brazos bien abiertos nos recibió nuestro amigo Jaime Pérez, el mexicano más limonense que conozco. Una finca amplia, mucha vegetación, su casa, la fábrica y en medio de ambas, EL SPOT, un espacio de piedritas con mesas, un par de hamacas y la mecedora hecha por el papá de Nathalia, socia y esposa de Jaime.

¿Empezamos? Para dar inicio probamos Rain is Falling, una birra con un amargor medio, un toque cítrico con notas de toronja, les recomiendo maridar esta cerveza con un buen ceviche. Nuestra segunda a degustar fue Desliz, frutada y especiada por la levadura, ligeramente maltosa y frutal: muy refrescante para el clima caliente. Mamita, con esta cerveza lo mejor es sentarse en las hamacas que les conté, disfrutar del ambiente y gozar de cada sorbo, una adición de cacao y un coldbrew de café, cremosa por excelencia dado a la lactosa y un amargor que resalta el sabor de café en el paladar, Mamita es una de mis favoritas. La Honey Creek, adicionada con cáscaras de naranja y semillas de culantro, un elevado porcentaje de alcohol y un final seco, si son de las personas animadas a probar birras nuevas, está es.

Por último, la cereza del pastel, me atrevería decir que Tierra y Libertad tiene el santo grial, creadores de una birra realmente espectacular adicionada con mora; los aromas rostizados y notas a café, se mezclan con la acidez de las moras, en conclusión, el vino se enamoró de la cerveza y yo me enamoré de ambos, la Inmoral. Nos cuenta Jaime que su nombre surgió el día que Naty y él estaban majando las moras para poder sacar su extracto, era tanto el desastre que Jaime la miró y le dijo “Naty esto es realmente inmoral”.

Tierra y Libertad abre sus puertas al público en general para que vayan a visitar su fábrica y degustar tanto las cervezas como los platillos preparados por ellos mismos, vayan a conocer sé que la van a pasar súper bien.

Nos costó mucho volver a San José, Jaime cometió el error de prestarnos su ipod, ¿qué más le podíamos pedir a la vida? Buena cerveza, compañía y música. La vida es buena chiquilles, la vida es buena, solo hay que aprender a degustarla y saber con qué maridarla.

  • Más fotos en nuestro Portafolio AQUÍ

Limón, Limón, se quedó en mi corazón. Koki nos engordó, pero nos fascinó. La piscina de La Isla Inn siempre es buena cuando la goma pega y nada como un pinto para seguir en la guerra porque si nos dan birra LaBase se queda. Como diría Walter Ferguson, si no rima no sirve.

Por: Janet Molina 

Multimedia: Bryan “Mosh” Durán

Fotografía principal, turística y gastronómica: Bryan “Mosh” Durán 

Apoyo fotográfico frontera: Michael Córdoba

Corrección y estilo: Daniel Quirós

Buscando Norte – Sección turismo – LaBase & LaBaseCR.net 2018