¡Más humanos, menos cerdos! || Roger Waters en Costa Rica

¡Más humanos, menos cerdos! || Roger Waters en Costa Rica

noviembre 25, 2018 0 Por LaBaseCR.net

El sábado 24 de noviembre definitivamente era una de las noches más esperadas del año, meses atrás la productora Move Concerts nos había dado la mejor noticia para los amantes del rock, por primera vez tendríamos en el país a Roger Waters, ex miembro de una de las bandas más legendarias e influyentes, Pink Floyd.

Al ingresar al Estadio Nacional era imposible no asombrarse de la dimensión del escenario y la imagen que recibía al espectador, una mujer viendo hacia el mar, pacíficamente inmóvil terriblemente inquietante para el resto. Creo que este sentimiento es muy común generado por el nombre Pink Floyd en este caso Roger Waters, es una combinación de sentimientos, placer y adrenalina a mismo tiempo.

Las luces se atenúan, el audiovisual empieza a tornarse rojo y a transformarse en algo cósmico, en algo grande, el retumbo de los parlantes alarma al público y todos estallamos en euforia colectiva, esto es Roger Water en Costa Rica.

Por fin la espera terminó y al ser las 7:20 La Sabana estalló en un sonido abriendo lo que sería una noche mágica…Marcando una era, una antes y un después, su primer canción “Breathe (In the air)” y ¿adivinen? ¡Una locura total!.

Quizá una de las partes más emotivas fue cuando un grupo de niños costarricenses saltó al escenario para hacer los coros de Another Brick in the Wall ¡SI, NIÑOS! Coro del Centro Educativo Don Bosco, sin duda hoy la envidia de todos… (Esperemos que esta experiencia sea el inicio de un camino forjado por el gusto de la buena música y los lleve lejos del reggaetón…)

Como ha sido costumbre en esta gira a mitad del camino Waters se tomó un descanso, unos 20 minutos para cargar energías, pero sin dejar pasar la oportunidad de hacer sentir su pensamiento sobre las diversas problemáticas sociales.

¡Resistencia!

Resistencia ante las injusticias sociales, resistencia ante la guerra, la corrupción, los grandes cerdos políticos, las sanguijuelas clasistas, el sistema patriarcal, la violencia de género, ¡Resistencia! Resistencia ante el racismo, la xenofobia, el hambre, los derechos humanos, los derechos de los niños y resistencia a Trump.

¡Increíble el retorno! De la nada y sin imaginarlo silenciosas y a la vez protagonistas detrás del escenario emergen cuatro torres, chimeneas humeantes y con ellas Algie, el famoso cerdo volador, icónico en muchos de los conciertos de Waters, con esto el escenario emulaba la portada de aquel gran disco de 1977, Animals, Pink Floyd.

Algie por cierto en tamaño gigante aprecio en la gramilla del estadio, era impresionante y generó en el publico una euforia incontrolable.

Roger Waters nos hizo entrar en un mundo surreal, me dejo decir que el momento perfecto de la noche. Los láser forman el prisma y la bola gigante tipo espejo refleja la emoción de todos en el aire, esto fue como haberse metido en la portada de Dark side of the Moon. Nos dejó perplejos, la oscuridad nos invade y estamos flotando en éxtasis, un orgasmo visual y auditvo.

Comfortably Numb fue la pieza de cierre, legendaria por sí sola y perfecta para una noche despejada de luna llena (o casi llena). ¿Qué más podríamos pedirle a la vida? Estuvimos en uno de los mejores conciertos que se han presentado en Costa Rica.

Solo una cosa más que agregar… TRUMP ES UN CERDO.

Por: Janet Molina ||  Bryan “Mosh” Durán || Mauricio Bolaños