Vuelve Chucky, el Muñeco diabólico

Vuelve Chucky, el Muñeco diabólico

agosto 29, 2019 0 Por contenido La Base

Chucky el Muñeco diabólico (2019) como se conoce en Latinoamérica, Llega a las salas del país con ‘reboot’ bastante divertido.

La pediofobia es el miedo irracional a los juguetes y, más concretamente, a las muñecas. Su origen es desconocido, pero parte de la creencia de que el muñeco no es un ente inanimado, sino que finge serlo cuando está expuesto a las miradas ajenas. Multitud de libros, películas y series de televisión han explotado este temor con fines más o menos siniestros, pero el icono del terror por excelencia es el pelirrojo Chucky.

El juguete entra en escena gracias Karen (Aubrey Plaza), la dependienta frustrada de una juguetería que se lleva a un muñeco defectuoso como regalo para animar a su hijo Andy (Gabriel Bateman). Al principio, parece que el único fallo del juguete son unos intermitentes ojos rojos y su capacidad para decir mals palabras, pero pronto descubrirán que su carácter no es tan amigable como anuncian en televisión.

Salta así la franquicia del puro terror fantástico al de las máquinas que se rebelan contra los humanos. En este caso, Chucky tiene impulsos asesinos porque un trabajador disgustado desactivó su «inhibidor de violencia». De modo que cuando el muñeco forja su «amistad» con Andy desarrolla un vínculo obsesivo que lo lleva a asesinar a todos aquellos que se porten mal con su dueño.

En definitiva, Muñeco diabólico es una película ideal para los amantes de los slashers, con un nivel moderado de gore y muy divertida. A pesar de no supone ninguna revolución dentro del género, cumple como lavado de cara del personaje y ofrece un producto entretenido con el que pasar la tarde. Ahora bien, este giro en la franquicia nos deja con la intriga sobre cuál será el siguiente paso. Mientras que Don Mancini, creador original de Chucky, está trabajando en una serie del pequeño asesino para Syfy, el final abierto de esta entrega nos sugiere que podría haber continuaciones. ¿Sobrevivirán las dos versiones o el viejo Chucky está condenado al olvido?